Terapia Auditivo Verbal: Enseñar a escuchar para aprender a hablar - Centro de Diagnóstico y Rehabilitación Auditiva y Vestibular
Existen varias opciones habilitativas para el niño con hipoacusia, en donde se muestran diferentes enfoques que se encuadran en tres áreas principales: visual, visual–auditiva y auditiva. El enfoque auditivo es la única opción habilitativa que se basa en la audición como el sentido de aprendizaje primario. Aquí encontramos a la Terapia Auditivo Verbal; en este enfoque terapéutico se enfatiza el desarrollo de las habilidades auditivas para desarrollar el lenguaje verbal a través de la audición. La idea es reducir las pistas visuales y enfatizar las pistas acústicas para hacer el máximo uso de la audición residual a través de la amplificación o por la estimulación eléctrica vía implante coclear.
La filosofía Auditivo Verbal se centra en la “familia” como pieza principal para el avance terapéutico y lo que busca es que el “escuchar” se vuelva automático para el niño, volviéndose un estilo de interacción o “forma de vida” para ser practicada diariamente.
Principios de la Terapia Auditivo Verbal
Mitos sobre la Terapia Auditivo Verbal
  1. “Si te cubres la boca mientras hablas eso es Terapia Auditivo Verbal”.
  2. “Se puede hacer Terapia Auditivo Verbal y un enfoque visual al mismo tiempo”.
  3. “Los terapeutas auditivo verbales no quieren que los niños aprendan a hacer lectura labial”.
  4. “La Terapia Auditivo Verbal es muy estructurada y de un estilo de enseñanza militante”.
  5. “Se puede predecir el éxito del paciente mirando el audiograma”.
  6. “Sólo los niños muy inteligentes pueden hacer TAV”.
  7. “Los niños que se gradúan en un programa auditivo verbal tienen un contacto visual pobre”.
Conclusión

Teniendo en cuenta que la “audición” es la modalidad más efectiva para la enseñanza del lenguaje oral, la lectura y las habilidades cognitivas, el resultado primario deseado de la intervención

auditivo verbal es permitir a los niños que son audiométricamente sordos ser funcionalmente hipoacúsicos, en lugar de ser funcionalmente sordos (visuales).

La realidad es que siendo funcionalmente hipoacúsico accede a los centros auditivos del cerebro, abriendo un mundo de opciones y oportunidades para la audición, el aprendizaje y el estilo de vida. Además, cuanto más temprana sea la obtención de sonidos significativos para el cerebro, más dramático será el desarrollo de éste debido a la plasticidad neuronal.

Otro punto importante a considerar es que en la Terapia Auditivo Verbal (TAV) la familia forma parte fundamental en el proceso de habilitación de su hijo, por ello es necesario que aprendan “qué se está haciendo y el porqué de cada actividad” que se realiza en las sesiones; por tal motivo, el terapeuta deberá explicar los objetivos y entrenar a los padres sobre cómo transferir esos objetivos en la vida cotidiana.

Bibliografía y referencias
  • Daza, G. (2002). Terapia Auditivo Verbal. Revista Facultad Ciencias de la Salud: Universidad del Cauca, Vol. 4, (3), 45-48.
  • Furmanski, H. (2003). Implantes cocleares en niños, (Re) Habilitación auditiva y Terapia Auditiva Verbal. Barcelona (España): Nexus ediciones, S.L.
  • Maggio De Maggi, M. (2004). Terapia Auditivo Verbal. Enseñar a escuchar para aprender a hablar. Auditio: Revista Electrónica de Audiología, Vol. 2. Recuperado desde: http://www.auditio.com
  • Estabrooks, W. (2012). Práctica Auditiva-Verbal: hacia la audición y el lenguaje para los niños con pérdida auditiva de hoy. Revista Integración, revista oficial de la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España (AICE). Recuperado desde: http://integracion.implantecoclear.org/

 

Artículo realizado por

Lic. Karol Escobar Vegas – Tecnóloga Médica Especialista en Terapia de Audición, Voz y Lenguaje. 

centrocdrav

Author centrocdrav

More posts by centrocdrav

Leave a Reply