Pilas para Audífonos medicados

Los audífonos medicados son el tratamiento más indicado para los problemas de audición. Éstos pueden variar en marca, modelo y nivel tecnológico. En su mayoría utilizan pilas desechables para poder funcionar. Actualmente las pilas para audífonos medicados son pilas de zinc-aire, es decir, baterías de metal-aire que utilizan el aire como fuente de energía. Es por ello que las pilas nuevas vienen cubiertas con un sticker el cual sella los orificios de aire. Al retirar este sticker los orificios entran en contacto con el aire lo que permite que la pila se active. Lo ideal es esperar unos 2 minutos para que la pila se active completamente y luego colocarla en el audífono. También es importante que no retiremos el sticker a las pilas que aún no vamos a utilizar ya que éstas empezarían a descargarse.

Para los audífonos medicados se utilizan los siguientes tamaños de pilas de zinc-aire, las cuales se codifican con determinados colores para su fácil reconocimiento:

  • 675 (sticker color azul)
  • 13 (sticker color naranja)
  • 312 (sticker color marrón)
  • 10 (sticker color amarillo)

La duración de la pila depende de varios factores, como las horas de uso al día, las características tecnológicas de los audífonos (por ejemplo, si el audífono tiene bluetooth) o la ganancia con la cual haya sido programado el audífono. Los audífonos actuales cuentan con un aviso sonoro de pila agotada (o un aviso luminoso en el caso de audífonos pediátricos) para que el usuario esté prevenido y pueda tener a mano una pila nueva de reemplazo.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es no dejar la pila dentro del audífono mientras no lo usemos (en las noches o si vamos a guardar el audífono por un largo periodo de tiempo) ya que con la humedad la pila puede sulfatarse y dañar los componentes internos del audífono.

Aunque las pilas de zinc-aire se consideran residuos no peligrosos, se recomienda que se desechen en puntos de reciclaje locales.

Artículo Realizado por:
Lic. Oxana Panduro Shain
Audióloga